Científicos de la ESA han desentrañado el misterio de un agujero negro situado a 8.000 años luz de la Tierra: se tambalea como una peonza por el efecto de una estrella cercana y emite chorros de plasma en distintas direcciones a medida que cambia su orientación.

Un agujero negro​ es una región del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa lo suficientemente elevada y densa como para generar un campo gravitatorio que impide que una partícula material, ni siquiera la luz, pueda escapar de su interior. Leer Más